Hazte socio de radio solidaria

La mujer que insiste. La dureza aparente de Jesús. La respuesta humilde de una persona todo amor y corazón, que asombra al Salvador. La humildad y la perseverancia rinden a Dios. La mujer sirofenicia no se dejó llevar por el orgullo, sino que mostró una humildad de carácter y una fe que impresionó a Jesús, ella sabía quién era Jesús, sabía que podía sanar a su hija, sabía que era más que ella y estaba dispuesta a hacer lo que fuera necesario para conseguirlo, perseveró en su petición y consiguió la respuesta.