Hazte socio de radio solidaria

¿Te has sentido trabajado y cargado? Cuando estamos trabajados estamos cansados y desgastados, en términos actuales, estamos estresados, con nuestras fuerzas al límite y con pocos ánimos para continuar resistiendo. Al final de una semana de trabajo y esfuerzo podemos estar también cargados, nos sentimos pesados, saturados, con pocas fuerzas para seguir adelante.

Todos alguna vez nos hemos sentido trabajados y cargados, es allí, en ese punto de nuestra condición cuando El Señor nos dice venid a mí...

Venir al Señor quienes nos sentimos trabajados y cargados, es llegar ante un Padre bueno que nos comprende, que siente cada cosa que vivimos y que nos abraza, primeramente para hacernos sentir que aunque estemos cansados no estamos solos, también venir a Él es traer toda esa carga pesada que llevamos sobre nuestros hombros, en nuestra mente y que satura nuestros pensamientos y nos hace sentir impotentes porque no sabemos qué hacer con tanto peso. Venir al Señor es entregarlo todo y dejar que El nos haga descansar.