Hazte socio de radio solidaria

Vivimos tiempos en los que no hay cultura de gratitud, hay cultura de derechos y de pedir siempre más, siempre estamos buscando a qué tengo derecho, qué me corresponde, cómo puedo tener esto o aquello y cuando lo tenemos, no mostramos gratitud sino una satisfacción de haber recibido algo que por derecho era nuestro.

En el Salmo 103 dice Bendice alma mía a Jehová y no olvides ninguno de sus beneficios o de sus bendiciones, cuando vienen los tiempos de aflicción generalmente olvidamos todas aquellas cosas que El Señor ha hecho por nosotros, nos centramos únicamente en el problema que tenemos delante como un gran gigante que quiere destruirnos, pero no recordamos de todas las cosas de donde Dios un día nos ha sacado y cómo siempre hemos sido más que vencedores.