¿Por qué confiar en El Señor de manera perpetua? Sencillamente porque en Él está la fortaleza de los siglos, no habla de minutos, de semanas, de meses o de décadas, habla de siglos, porque han sido cientos y cientos de años en los que podemos ver que quienes han confiado en El Señor no han sido avergonzados, sino han sido sostenidos y fortalecidos, han perseverado y han vencido.

Estamos a pocos días de terminar este año 2018 y comenzar el año 2019. ¿Qué vamos a escribir este año? Cuáles serás las vivencias que pasaremos? Cómo se darán las cosas en nuestra vida, en nuestra familia y en todo lo que hacemos?

Desconocemos todo lo que nos espera, el próximo segundo de vida no lo tenemos asegurado, pero hay algo que nos llena de confianza, fe y fortaleza y es tener la certeza en nuestro corazón del Dios en quien confiamos y a quien hemos entregado nuestras vidas.