Hazte socio de radio solidaria

Marcos Díez nos comparte esta reflexión en este día. “Si anduviere yo en medio de la angustia, tú me vivificarás; Contra la ira de mis enemigos extenderás tu mano, Y me salvará tu diestra.” –Salmo 138:7

Por tanto, así como el salmista, en medio de tu aflicción permite que el Espíritu de Dios te vivifique dándote nuevas fuerzas para la batalla, e identifica ahora al enemigo y ponle un alto en el Nombre de Jesús. No importa lo que estés pasando, alza tus ojos al cielo y declara acción de gracia por tu victoria, por las proezas del Señor, porque ciertamente ya se ha levantado a tu favor. ¡Amén! .