Hazte socio de radio solidaria

Mikel Díez nos comparte esta reflexión en este día. Cada paso que damos presenta dos opciones: el camino correcto o el camino pecaminoso. Debemos proponer en nuestro corazón obrar sin desviar la mirada a derecha ni a izquierda. Escuché decir: “O la Palabra de Dios te aleja del pecado, o el pecado te aleja de la Palabra de Dios”.

La oración es un arma poderosa y es el único medio que Él ha establecido para cambiar vidas, familias, ciudades, naciones y continentes. Debe aprender a hacer de la oración su estilo de vida, porque esto le permitirá vivir en victoria y por encima de las circunstancias.