José Jesús nos comparte esta reflexión en este día El Señor nos lleva a través del dolor y el sufrimiento por tres razones principales: A. Para que crezcamos en nuestra madurez espiritual. B. Prepararnos para nuestro ministerio y/o propósito. C. Conformarnos a la imagen de Jesucristo. Este último confirmado en su palabra: Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia; y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen; Hebreos 5:8-9