Marcos Díez nos comparte esta reflexión en este día NUNCA DUDES DEL PODER DE LA ORACIÓN. Sin embargo, formar un vallado no es para cualquiera…es solamente para los osados, los valientes, los que tienen fe, los que confían y dependen de Dios. Formar un vallado es para los que saben que la oración es el motor de todo cristiano..