José Jesús nos comparte esta reflexión en este día Es parte de la necesidad del ser humano para que el corazón sufra un proceso que lo hará mejor. Puede ser que esté pasando adversidad, problemas y no necesariamente como consecuencia de los malos actos que cometemos, simplemente para llegar al momento del quebrantamiento. Se necesita fe, la fuerza de Dios, necesitamos tener el corazón correcto para que ese momento llegue, porque hay algo que Dios quiere tratar en nosotros y se llama orgullo. Y el único que sabe cuán orgullosos somos es Dios, ni siquiera nosotros mismos lo sabemos a veces.