José Jesús nos comparte esta reflexión en este día El Evangelio es un mensaje de crecimiento. Desde el momento en que nacemos de nuevo, el crecimiento está obrando en nosotros y disponible para nosotros. Dios quiere que haya crecimiento (bendición) en nuestras vidas en cada nivel, espíritu, alma y cuerpo.

El espíritu nacido de nuevo demuestra crecimiento. La mente renovada habla de crecimiento. El fruto del Espíritu es acerca de crecimiento.