Hazte socio de radio solidaria

Mikel Díez nos comparte esta reflexión en este día Nosotros como hijos de Dios debemos conocer que nuestro Padre nos ha dado una identidad, basada en su misma esencia. Dentro de esta identidad Él nos definió un propósito, una dirección y un destino.

Como hijos de Dios debemos formar una imagen clara del Padre porque somos reflejo de Él. Él nos engendró a su imagen y semejanza tal como hizo con Adán. Cuando nacemos de nuevo recibimos del cielo esta semilla del Padre la que hace que revivamos a una nueva vida en Él.