José Jesús nos comparte esta reflexión en este día Cuando Dios es el propósito de tu vida, el camino está verdaderamente lleno de metas y sentido… sin importar la edad que tengas. Estos ancianos encontraron en el evangelio de Jesucristo la razón para no desperdiciar su vida simplemente esperando sentados en una mecedora.