Hazte socio de radio solidaria

Javi Jiménez nos comparte esta reflexión en este día Todos nosotros ejercemos algún tipo de liderazgo sea doméstico, escolar, laboral, político, religioso o de un equipo de fútbol de barrio. Pero, sin importar dónde estemos, todos los cristianos debemos ejercer un liderazgo renovador y transformador en medio de un mundo caotizado y desesperanzado. Sin embargo, la promesa de Jesucristo para Pablo el líder la podemos hacer extensiva para todos los cristianos que no quieren quedarse sentados viendo como el mundo pasa delante de sus ojos: “Y por medio de una visión durante la noche, el Señor dijo a Pablo: No temas, sigue hablando y no calles; porque yo estoy contigo, y nadie te atacará para hacerte daño, porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad”, Hechos 18:9-10.