Hazte socio de radio solidaria

No busquemos otra belleza que no sea la de reflejar humildad y mansedumbre siendo sencillos delante de Dios. La Biblia habla de un tipo de belleza en especial, que es la verdadera; la belleza interna. Nos dice que Dios mira el corazón y delante de Él es de gran estima un espíritu afable y apacible. No busquemos otra belleza que no sea la de reflejar humildad y mansedumbre siendo sencillos delante de Dios.