Ser justo es obedecer sus mandamientos, hacer su voluntad y seguir el ejemplo que Jesús nos dejó, pero somos pecadores, así que solo podemos obrar con justicia mediante aquel que es justo y nos mostro justicia; Jesucristo. No hay hombre justo en la tierra y sin la gracia de Dios no podríamos obrar de tal manera. Ser justo es obedecer sus mandamientos, hacer su voluntad y seguir el ejemplo que Jesús nos dejó, pero somos pecadores, así que solo podemos obrar con justicia mediante aquel que es justo y nos mostro justicia; Jesucristo.