Hazte socio de radio solidaria

Los cristianos debemos participar plenamente en el proceso de elección y dejar que nuestras voces sean escuchadas en pro de la causa de la justicia. No debemos permitir que nuestra forma de pensar o hablar sea dictada por el miedo o la ira.

No se puede pretender ser leal a Dios y comportarse desleal con el prójimo. Se debe aprender a ser leal a Dios y al hermano. La Iglesia debe ser un buen ejemplo para el mundo de lo que significa ser leal. El creyente debe dejar evidencia de la lealtad para con Dios, su Palabra, sus mandatos y su voluntad.