Hazte socio de radio solidaria

Este es el mensaje del pástor Miguel Díez en el programa "Pan del cielo". Miguel Díez nos estará compartiendo sobre ser luz en este mundo, saber como hacerlo y distinguir lo que es luz y lo que es tinieblas.

Las tinieblas, la oscuridad, como tal no existe, simplemente es la carencia de luz, llamamos tinieblas a la ausencia de la luz. La luz nos reconforta nos alumbra, nos da amor y bienestar, es la luz la que nos gusta.

Es la luz la que nos permite usar nuestro sentido más querido que es la vista. Si hay algo a lo que las personas no les gustarían que les pasase, es quedarse sin vista, a quedarse ciego.

El que carece de tacto o de gusto o inclusive el sordo, no nos inspira compasión, pero si nos la inspira el ciego. Las tinieblas siempre nos inspiran miedo, nos alejan de la seguridad que todo ser humano ansía, la luz nos sosiega y nos tranquiliza.

A muchos niños, sus madres no les pueden apagar la luz de su dormitorio, porque el niño tiene miedo. Instintivamente las tinieblas nos producen repulsión, y ello es, porque sencillamente todos estamos hechos para la luz, estamos hechos por la propia Luz y para la Luz de amor que es el Señor.