Hazte socio de radio solidaria

El regocijo es una alegría expansiva, es júbilo y festejo (Real Academia Española). En el cristianismo, el regocijo no es solo una expresión, sino un gozo continuo. El regocijo se sostiene por una continua comunión con Dios, la cual nunca debemos descuidar.

Para apoyar el regocijo pensemos en lo verdadero y en el Verdadero, o sea, en nuestro Dios. En lo honesto (lo que es digno de respeto, lo que no avergüenza), Lo justo (lo que es correcto). Lo puro (lo moralmente bueno o limpio). Lo de buen nombre (lo que es tenido en alta estima; como los valores, los principios y la educación).