Hazte socio de radio solidaria

La Palabra de Dios nos dice que el causante de semejante pérdida es el mismo Diablo. En Juan 10:10a se lo describe como ladrón que viene para hurtar, matar y destruir. El Diablo quiere robarle al cristiano fiel, quiere matarlo lentamente y destruirlo totalmente.

El enemigo utiliza algunas veces a personas incrédulas para cumplir su plan pero muchas veces utiliza aún a aquellos que se dicen cristianos. El enemigo anda alrededor nuestro esperando que nos salgamos de la cobertura espiritual para darnos su zarpazo.