Hazte socio de radio solidaria

Descansar en Dios renueva nuestra alma y aquieta nuestra mente apresurada, capacitándonos para recibir de Su fortaleza. Salmo 62:1-2 “Solo en Dios encuentro paz; mi salvación viene de él. Solo él me salva y me protege. No caeré, porque él es mi refugio”.