Hazte socio de radio solidaria

La palabra velar significa vigilar, estar atento, ser un atalaya, cuidar solícitamente, estar despierto cuando otros duermen; velar en este tiempo es la virtud que no le puede faltar al cristiano, si no estamos atentos vamos a ser golpeados por el enemigo, pues perdemos oportunidades y bendiciones.

Debemos velar con toda perseverancia, la Biblia dice: “Orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos”. Perseverar es fácil cuando hacemos lo que nos gusta, pero es difícil perseverar cuando va en contra de nuestros deseos, pero cuando Dios dice tienes que hacer esto, así no sea grato al comienzo, si hay obediencia termina siendo de gran gozo a nuestro corazón. La perseverancia implica paciencia, constancia, pero vendrá la recompensa.

Debemos velar porque siempre seremos tentados. En Marcos 14:38 dice: “Velad y orad, para que no entréis en tentación” y Pedro “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quién devorar”.

El enemigo siempre atacará por el lado más débil, y cada uno debe saber cuál es y si no lo sabes detecta tu lado débil y ponte en guardia, por ejemplo, allí donde te cuesta decir no, donde te cuesta salir corriendo, allí es donde debemos estar atentos, no basta sólo con orar, hay que estar atentos y cuidar lo que Dios nos ha dado.