Hazte socio de radio solidaria

Este es el mensaje que el pástor Ramón Ubillos nos presenta en el programa "Pan del cielo".

La vida cristiana es una vida de obediencia. Es lo que un autor ha descrito genialmente como «una larga obediencia en la misma dirección». Quienes se han vuelto a Jesús con arrepentimiento y fe demuestran la autenticidad de su conversión por su obediencia.

Tan pronto como hacen su profesión de fe, comienzan a buscar gustosos y alegres la voluntad de Dios y a vivir conforme a ella. Como David, ellos aprenden a suplicar: «Dirígeme por la senda de tus mandamientos, porque en ella encuentro mi solaz», y sus corazones exclaman: «¡Cuánto amo yo tu ley! Todo el día medito en ella».