Hazte socio de radio solidaria

En este mundo los cristianos tendremos dificultades, problemas, luchas, pruebas y aflicciones, eso es lo normal. Es en la siguiente era cuando los salvos por Jesús, no sufrirán ya, no habrá dolor, ni llanto ni muerte. En ninguna versión de la Biblia encontrarás versículos que digan que como cristiano, este será tu paraíso sin problemas, ni que esta vida será mejor que la vida eterna.

Es normal que el cristiano pase por problemas y dificultades, Jesús así lo enseñó y advirtió, pensar que porque una persona nace de nuevo y ahora se ocupa en obedecer a Dios y andar en santidad, no tendrá más problemas es absurdo y cualquier enseñanza en el sentido de que una vez que la persona nace de nuevo y es cristiana ya no hay más problemas, sino solo una vida feliz y de prosperidad y salud, es una enseñanza falsa que no tiene soporte bíblico.

Aún los santos de Dios, pueden llegar a sufrir y tener dificultades y problemas y aflicciones aún y cuando están en santidad y obedeciendo a Dios, como el caso de Job por ejemplo a quien Dios mismo llamó un varón perfecto, temeroso de Dios, apartado del mal, cual no había otro en la tierra y aún así pasó por dificultades y problemas y aflicción no merecida, perdió posesiones materiales, sufrió la pérdida y muerte de todos sus hijos, y sufrió problemas de salud. De ninguna manera estos problemas y aflicciones le vinieron como consecuencia de pecado alguno.