Hazte socio de radio solidaria

Sed todos de un mismo sentir. La división no es de Dios. Ser de un mismo sentir es creer lo mismo, hablar lo mismo, pensar lo mismo, tener los mismos propositos, los mismos intereses, la misma vision, la razon es que Dios es uno; donde existe la unidad perfecta, y nosotros como sus hijos, tambien debemos serlo.

La división no es de Dios, pues alli no hay acuerdo, no hay respeto, no hay consuelo, no hay entendimiento, no hay amor que el mayor de los dones, no hay gozo, no hay paz, no hay perdon, solo existe la discordia, la ofensa, la calumnia, los celos, las envidias etc, y estas cosas no provienen de Dios, sino del enemigo que quiere que nosotros vivamos en pleitos, contiendas y rechazos, para destruir la principal obra de Dios, que es la familia.

La unión entre nosotros como hogar, iglesia y sociedad; por esta razon el apostol Pedro usado por el Espiritu Santo de Dios, inicia esta epistola hablando de las relaciones entre esposos, pues es alli donde nacer este acuerdo, este mismo sentir, este mismo respeto, porque son la base de una sociedad conforme a la voluntad de Dios.