Hazte socio de radio solidaria

Nuestro compañero Cristóbal nos comparte este estudio de vida en este día. Para recuperar el primer amor es necesario recordar el fervor y las prácticas que caracterizaron nuestros primeros pasos en la fe.

También es necesario examinar nuestra práctica de la fe. Muchos de nosotros debemos “arrepentirnos”, es decir, cambiar nuestra manera de actuar. El verdadero arrepentimiento se demuestra en la práctica.

Además, para volver al primer amor debemos cultivar a las disciplinas espirituales que llevan al crecimiento en la fe.

La recompensa que le espera a la persona que se mantiene perseverante es la vida. Vida eterna, vida que no se acaba, vida con Dios. Empero, esa vida eterna comienza aquí y ahora. La vida eterna es vida buena que disfrutamos en este mundo y en el venidero.