Hazte socio de radio solidaria

José Jesús nos comparte esta reflexión en este día.

Cuando hay una tormenta, las aves pequeñas buscan refugio mientras que las águilas vuelan hacia las alturas. Esto es porque solo las águilas saben que elevándose, se alejan del peligro. Buscar a Dios también es mirar al cielo aún en medio de las dificultades y confiar. En la clase de hoy hablaremos acerca de las claves para ser llenos del Espíritu Santo y poder vivir una profunda transformación.

Dios siempre tiene una respuesta a tiempo. A veces la ansiedad nos trae frustración, es por eso que debemos buscar su presencia y esperar que las puertas sean abiertas a su manera. ¡No es con ejército ni con fuerza, sino con su Espíritu Santo!

Cuando uno comienza a poner su vista en las cosas de Dios, allí hay algo que comienza a cambiar. Esto nos lleva a dejar de darle lugar a la carne para priorizar lo espiritual. Así como Ester que nació esclava del reino persa, huérfana y pobre. Sin embargo cuenta la historia que ella no se pasaba la vida lamentándose por su soledad y pobreza, sino más bien que aún en momentos de presión pudo seguir el plan de Dios hasta darle la victoria total como reina del imperio. Así también el Señor tiene un propósito específico con nuestra vida.