Hazte socio de radio solidaria

José Jesús nos comparte esta reflexión en este día.

La mayor necesidad del cristiano nacido de nuevo es ser lleno del Espíritu Santo. Cuando estamos bajo el control del Espíritu Santo, siempre vamos a glorificar a Jesucristo. El será exaltado en nuestro hablar y en nuestro comportamiento.

Cuando estamos bajo el control del Espíritu, nuestra vida de oración es transformada, y oramos con el corazón y la visión de un hombre justo (Santiago 5:16).

Cuando el Espíritu Santo está en control, tenemos la misma mente con Dios. Somos humildes ante Dios y el hombre

Cuando estamos llenos del Espíritu, nosotros tenemos la mente y por lo tanto la actitud de Cristo

Cuando estamos llenos del Espíritu y por lo tanto bajo Su control, vivimos una vida santa (Gálatas 5:16-18).

Cuando estamos bajo la influencia de la presencia de Dios, nada realmente importa, sino Jesucristo.