Hazte socio de radio solidaria

Los corazones son como las puertas, no todas las puertas se abren de la misma manera. Hay puertas que se abren hacia dentro, hacia fuera, de lado…SI no sabemos abrir las puertas, las estamos forzando. No todos los corazones se abren de la misma manera.

Pidamos a Dios sabiduría y entendimiento para saber tratar los corazones.

¡Que Dios nos de la gracia para llegar a muchos corazones!