Hazte socio de radio solidaria

Mikel Díez nos comparte esta reflexión en este día. "No hay tal cosa como una llenura de una vez. Es una apropiación continua de un suministro continuo de parte del Señor Jesucristo. Se trata de una fe momento a momento en un Salvador momento a momento, limpiando momento a momento, una llenura momento a momento. Así como confío en Él, El me llena, desde el momento que comienzo a creer, y mientras sigo creyendo, alabado sea el Señor, sigo recibiendo", dijo Charles Inwood. Cuando estamos bajo el control del Espíritu de Dios, nuestros pensamientos, imaginación, elección deliberada, y el comportamiento serán ocupados con Jesucristo. Cuando estamos bajo la influencia del Espíritu Santo, vamos más profundo y más profundo en nuestro entendimiento de los caminos de Dios. Nuestra comunión con Cristo es más profunda y más cercana cada día. Él estará constantemente controlando nuestra mente, emociones, y voluntad.