Hazte socio de radio solidaria

Mikel Díez nos comparte esta reflexión en este día. La Biblia enseña que Dios es el alfarero y nosotros somos vasijas de barro (Jeremías 18:1-6; Romanos 9:20,21). Cada persona es creada con un propósito. El aceite es usado en la Biblia como un símbolo del Espíritu de Dios. El aceite puro de oliva era usado para mantener las lámparas encendidas en el templo hebreo, lo cual es una ilustración de cómo el Espíritu Santo ilumina nuestras mentes. Es el deseo de Dios llenar a todo su pueblo con su Espíritu (