¿Como podemos ser libres del pecado y ser perdonados? Cuando se trata de la confesión de pecados, en 1 Juan 1:9 es dicho a los creyentes que confiesen sus pecados a Dios. Dios es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, si se los confesamos a Él. Santiago 5:16 habla de confesar nuestras transgresiones “unos a otros”. Pero esto no es lo mismo que confesar los pecados a un sacerdote, como lo ensaña la Iglesia Católica Romana.

En ninguna parte son mencionados los sacerdotes / líderes eclesiásticos, dentro del contexto de Santiago 5:16. Es más, Santiago 5:16 no vincula el perdón de los pecados con la confesión de transgresiones de “unos a otros.”

Muchos cristianos se preguntan qué les sucederá si mueren y aún tienen pecado no confesado en sus vidas. ¿Estos pecados los mantendrán lejos del cielo? ¿Qué pasa con los pecados que ni siquiera sabemos que hemos cometido? Estas y otras preguntas similares se basan en una comprensión incompleta de lo que Dios ha hecho en nuestras vidas en el momento de la salvación.