Hazte socio de radio solidaria

Tras el brutal atentado islamita de París, hubo casi unanimidad en decir que todos éramos Charlie. Tras el brutal atentado islamita de París, hubo casi unanimidad en decir que todos éramos Charlie.

Tratando de ser coherentes, en aquel tiempo expresamos nuestra solidaridad, nuestro repudio y nuestra defensa por la libertad de expresión, como bien supremo de una sociedad libre.

Pero también dijimos que lo hacíamos, aún sin compartir muchos de los criterios editoriales de la revista CHARLIE HEBDÓ. Por encima de las diferencias era más importante defender el principio de la libertad.

Lamentablemente, la última portada de la revista parisina hace una grosera alusión al Mundial de Futbol Femenino. Y con el mismo ímpetu que defendimos su derecho a la libertad, ahora criticamos lo que supone un agravio a la mujer.

No estamos haciendo feminismo, estamos defendiendo la dignidad de la mujer, que entendemos ha sido injustamente agraviada por una portada de más que dudoso humor.

Creemos que tanto el hombre y la mujer, como expresiones superiores de la Creación de Dios, deben ser respetados en lo que a su dignidad concierne.

No es feminismo. Es respeto! Es defender la libertad!