Hazte socio de radio solidaria

La Palabra de Dios nos advierte que somos Mayordomos, incluso de nuestro cuerpo y por tanto no nos podemos arriesgar en actitudes o comportamientos que hagan peligrar nuestra existencia. Lo grave de las modas de nuestro tiempo, es que algunas son ridículas y otras ridículas y mortales.

Entre ellas, la de buscar la notoriedad a cualquier precio, aún a riesgo de muerte, como fue el caso del motociclista ruso que se grabó conduciendo una moto, a más de 250 kilómetros...pero con los pies!

Infelizmente tanta audacia mal entendida y mal realizada, terminó en otro episodio, donde el motociclista perdió la vida.

Puede parecer una frivolidad destacar estos episodios, pero nunca dejará de ser bueno, resaltarlos para advertir de las consecuencias tremendas a que nos pueden llevar determinadas prácticas.

Mucho más cuando solo pretenden llamar la atención de quienes nos rodean o de tener un tiempo de gloria en las redes.

La Palabra de Dios nos advierte que somos Mayordomos, incluso de nuestro cuerpo y por tanto no nos podemos arriesgar en actitudes o comportamientos que hagan peligrar nuestra existencia.

Nunca estará de más prevenir sobre lo mal para poder hacer lo bueno!