Hazte socio de radio solidaria

La primera vez que pregunté cómo se debía leer la Biblia, me dieron una respuesta sorprendente: Por el Evangelio de Juan! Me desconcertó que se alterara el orden natural del Texto y de esta manera se me sugiriera que no comenzara por Génesis. Con el paso de los años lo que fue sorpresa se convirtió en certeza. meditación espiritualidad cristianismo




La primera vez que pregunté cómo se debía leer la Biblia, me dieron una respuesta sorprendente: Por el Evangelio de Juan!

Me desconcertó que se alterara el orden natural del Texto y de esta manera se me sugiriera que no comenzara por Génesis. Con el paso de los años lo que fue sorpresa se convirtió en certeza.

Qué razón tenía la maestra que me habló de Juan!

Desde entonces es la recomendación que hago con más entusiasmo con relación a la primera lectura de la Palabra de Dios!

Siendo como es todo importante en la Biblia, tomar contacto con el Amor del Eterno, es como abrir una ventana hacia el infinito, donde prevalece la Luz con la que se puede alumbrar el Camino hacia la Salvación.

Desde aquel sabio consejo, Juan se ha convertido en el inicio de la lectura bíblica, para muchas personas que como yo, fuimos capaces de aceptar que se nos guiara hacia el verdadero Amor.