Oscar Fradejas nos comparte esta reflexión en este día. Dios como perfumista, con mucho arte por cierto, Él sabe bien la situación en nuestra vida.