Hazte socio de radio solidaria

Carlos Reich nos comparte esta reflexión en este día. La cruz en el Nuevo Testamento fue un símbolo de la vergüenza y la humillación. Escritores seculares retractaban en dar cuentas detalladas de esta más cruel y degradante forma de castigo.

Roma la utilizó no sólo como un instrumento de tortura y ejecución, sino también como una vergonzosa picota reservada para las peores y más bajas. Y para los judíos era una señal de maldición (Deuteronomio 21:23; Gálatas 3:13).

Se ve en Hebreos 12:2 que la cruz representaba el menosprecio, el peldaño más bajo en la escalera de la humillación fue sufrir la “muerte en una cruz” (Filipenses 2:8).