Oscar Fradejas nos comparte esta reflexión en este día. Un cristiano que no vuela, es un cristiano que está pegado a la tierra.
Busca la experiencia de volar.