Hazte socio de radio solidaria

Daniel Valuja nos comparte una reflexión en una noticia de actualidad.

El tercer encierro de los Sanfermines 2018 en Pamplona ha terminado en 2.33 minutos, con algunos incidentes y cuatro solicitudes de traslados al Complejo Hospitalario de Navarra, uno por contusión craneal en el tramo de Mercaderes, donde también hubo un policontusionado que requirió traslado, otro por contusión con deformidad en el brazo en el tramo de Telefónica, y en ese mismo lugar fue atendido y trasladada una cuarta persona con una contusión maxilofacial.

De los trasladados tres eran varones y una mujer y la Cruz Roja ha confirmado que no ha habido heridos por asta. La manada corrió muy rápida y agrupada desde el inicio formando poco después una fila casi de a uno. En el primer tramo resbaló uno de los astados y hubo algunas caídas de corredores e incluso el revolcón de un mozo que sufrió una dura caída.

Estos avatares provocaron la separación de la manada y que parte de los toros de revolvieran brevemente, sin que hubiera grandes momentos de peligro aparentemente. En este encierro han corrido toros de la ganadería Cebada Gago, de Medina Sidonia (Cádiz).

Este lunes se ha podido correr con el suelo seco por primera vez en estos Sanfermines, por lo que la carrera ha resultado la más rápida hasta el momento, con 2 minutos y 33 segundos invertidos en completar todo el recorrido. Ha sido además la carrera menos concurrida de este año lo que ha posibilitado bonitas carreras delante de los toros.