Hazte socio de radio solidaria

El Congreso dio ayer el primer paso para reformar o derogar los artículos del Código Penal en los que se castiga con penas de prisión el delito de calumnias o injurias a la Corona, los ultrajes a España y sus símbolos, las ofensas a los sentimientos religiosos o el enaltecimiento del terrorismo.

Todos los grupos, a excepción del PP y Ciudadanos, respaldaron la iniciativa de Unidos Podemos porque consideran necesaria una actualización de la legislación para garantizar la libertad ciudadana, la protección de los colectivos más vulnerables y adaptar la normativa a la doctrina de los organismos internacionales como el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

«Estamos en un momento de involución democrática muy grave, en el que por criticar a la monarquía o por hacer chistes con un Cristo puedes acabar en prisión», argumentó el líder de IU, Alberto Garzón.

El partido de Pablo Iglesias reclama en su propuesta la supresión de los delitos de injurias a la Corona (artículo 490.3 y 491) por estar ya «suficientemente protegida»; y otras instituciones del Estado (artículo 504) para evitar casos como los del rapero Valtonyc, Pablo Hassel o los titiriteros condenados o procesados por «ejercer la libertad de expresión».

Garzón recordó que España se ha ganado en dos ocasiones la sanción del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo por violar el derecho a la libertad de expresión. La última el pasado marzo cuando el tribunal condenó al Gobierno a indemnizar a dos jóvenes condenados a penas de 15 meses de prisión por quemar en Gerona una foto de los reyes en el 2008.