Hazte socio de radio solidaria

Paris quiere desprenderse de una parte del tráfico que abarrota las calles de su centro urbano casi a cualquier hora del día. Aunque según el Ayuntamiento parisino solo el 10 % de los habitantes de la metrópolis utilizan a diario su vehículo privado para sus desplazamientos y el 30 % de los visitantes que acceden a la Ciudad de la Luz lo hacen motorizados, son miles de coches que generan un problema de contaminación acuciante.

El consistorio presidido por la socialista Anne Hidalgo -que gobierna con el apoyo de los Verdes- quiere emprender el camino de la humanización de sus barrios. Y para acometer la tarea se ha fijado en el modelo que desde hace casi 19 años se ha venido implantando en Pontevedra, donde se ha conseguido una reducción del 67 % en la emisión de gases contaminantes procedentes del tráfico urbano.

Por eso hace unas semanas el principal asesor de Hidalgo para esta materia, Carlos Moreno, visitó la ciudad del Lérez. Y por eso estos dos últimos días el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores participó como ponente en el Forum Smart City Paris 2018, que tenía como lema Objetivo, cero carbono.

La propia Anne Hidalgo se refirió ayer a la experiencia pontevedresa como un proyecto «visionario», y en un encuentro con el alcalde le expresó que no descarta atender en los próximos meses su invitación para visitar Pontevedra. «Si puedo iré», le dijo al regidor, para comprobar en persona como es esa ciudad «vivible y saludable» de la que Lores habló estos días en París. Lo hizo en el citado fórum y en una charla que dio el martes en la Universidad de la Sorbona.

Además de su encuentro con Hidalgo en la clausura del congreso, Lores mantuvo en estas jornadas sendas reuniones de trabajo con miembros del gobierno parisino. El martes se vio con el vicealcalde, Christophe Najdovski, del Partido de los Verdes. Y ayer estuvo cerca de dos horas reunido con el jefe del gabinete de la Alcaldía, Xavier Vuillaume; y con los consejeros (equivalente a concejales) de Innovación, de Arquitectura y Patrimonio, de Urbanismo y de Transporte.

«Queren sabelo todo sobre a peonalización de Pontevedra», señaló Lores al término de estas reuniones, celebradas en el Ayuntamiento de París. Si bien los políticos parisinos son escépticos sobre llegar a obtener una disminución del tráfico similar a la que se llevó a cabo en Pontevedra, Hidalgo vaticina que Paris será en el 2024 «más humana, más accesible y con menos coches». El inicio será la humanización de la plaza de la Bastilla, un proyecto ya en cartera.