Hazte socio de radio solidaria

El viento amenaza con agravar la ola de incendios del norte de España.

Asturias registra este martes 37 incendios forestales en una veintena de concejos, de los que catorce están activos, en una jornada en la que se han intensificado los trabajos de los medios aéreos desde primera hora de la mañana ante la previsión de fuertes rachas de viento por la tarde.

Según ha informado el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), catorce de los focos están controlados y otros nueve, en seguimiento y revisión.

La oleada de incendios, que llegó a sumar 139 focos en la madrugada del lunes, tiene un origen intencionado, según las primeras informaciones recabadas tanto por el Gobierno de Asturias como por el central.

Los incendios que aún permanecen activos están en los concejos de Lena (2), Llanes (3), Parres (2), Piloña (2), Ribadesella (2), Salas (1), Sobrescobio (1) y Valdés (1).

En la jornada de hoy, en la que los trabajos podrían verse dificultados por el fuerte viento, se dará prioridad a los incendios de Salas y Llanes.

Los nueve medios aéreos de los que dispone en estos momentos la comunidad autónoma han comenzado a trabajar desde primera hora de la mañana, ante la previsión de rachas muy fuertes de viento en el suroccidente, la cordillera y Picos de Europa a partir de las 18.00 horas.

En Salas, en el incendio de Soto de los Infantes, trabajarán los dos helicópteros bombarderos (KAMOV) del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el de la Brigada de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) de Tineo y dos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

En Llanes hay dos incendios donde se concentrarán el mayor número de medios, uno localizado en Naves, en el que trabajarán dos hidroaviones, y otro entre Celorio y San Antolín, donde trabajará la sección de la UME destinada al oriente.

Además, dos helicópteros del Servicios de Emergencias del Principado de Asturias revisarán y realizarán tareas de remate en la zona centro y en el oriente.

El índice de riesgo de incendio forestal previsto para la jornada de hoy, en la que podrían llegar algunas lluvias débiles, es extremo, por lo que las quemas siguen estando prohibidas.

Un total de 211 integrantes (UME) se desplazaron el domingo por la noche desde León para colaborar en los trabajos de extinción, labores en las que ayer participaron directamente más de 400 personas.

Salvo un par de incendios que pueden estar vinculados a la caída de tendidos eléctricos, el resto tendría un origen intencionado, en la línea con lo que dicen las estadísticas, según el consejero asturiano de la Presidencia, quien recordó que son más del 80 por ciento los que tienen esa consideración.

En la misma línea, la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, afirmó que ya se ha podido confirmar que muchos de los fuegos son intencionados y por ello ha pedido a los ciudadanos que denuncien en caso tener conocimiento sobre su autoría.

En Cantabria dos incendios están activos a primera hora de este martes: el registrado en Cosío (Rionansa), que se encuentra en «avanzado» estado de extinción, y otro en Cabezón de Liébana, provocado la pasada tarde-noche junto a otros dos más en Santiurde de Toranzo y Rionansa, informa el Gobierno regional.

En el Centro de Coordinación Operativa (CECOP) se analiza la situación y las previsiones meteorológicas para, en su caso, adoptar las medidas necesarias para hacer frente a la situación que podría ser «complicada».

Se mantiene activo el nivel 1 de INFOCANT y, con ello, todo el operativo disponible para hacer frente a la situación derivada de los fuegos.