Hazte socio de radio solidaria

Un avión aterriza por error en Edimburgo en vez de en Düsseldorf.

«Bienvenido a Edimburgo», escucharon los pasajeros de un vuelo de British Airways nada más tomar tierra. Hasta ahí podría parecer el mensaje más normal de la tripulación de un vuelo tras unos minutos en el aire, pero los pasajeros no salían de su asombro, el destino inicial del avión no era acabar en Escocia, sino llegar a la ciudad alemana de Düsseldorf.

El vuelo de British Airways aterrizó en Edimburgo por error. A la tripulación se le había dado un plan de vuelo incorrecto. Pero los pasajeros no se percataron del cambio de destino hasta que el avión aterrizó y se les hizo el anuncio oportuno. Habían salido a las 7.40 de la mañana hora local (una más en España), desde el céntrico aeropuerto de London City Airport, y el horario previsto de llegada a Alemania eran las 9.40.

«Por muy agradable que sea Edimburgo en esta época del año, lamentamos confirmar que los pasajeros que viajaban a Düsseldorf en el BA3271, operado por WDL Aviation, aterrizaron inicialmente en la capital escocesa, en lugar de su destino previsto. Esto se debió a un plan de vuelo incorrecto enviado por WDL», escribieron en Twitter en la cuenta oficial del aeropuerto.

British Airways se negó a confirmar cuántos pasajeros se vieron afectados por el error. «Nos disculpamos con los clientes por esta interrupción en su viaje y nos comunicaremos con todos ellos individualmente», dijo la aerolínea británica en un comunicado. Tratando de quitar hierro al asunto, aseguraron que el piloto no se perdió en ningún momento y alegaron como los papeles especificaban que tenía que volar a Edimburgo, por lo que simplemente tomó esa ruta.

La firma alemana WDL Aviation operó el vuelo de Britisth Airways a través de un contrato de arrendamiento. Ahora, la aerolínea británica intenta averiguar por qué se presentó el plan de vuelo equivocado. En el caso de WDL Aviation, explicaron que estaban intentado esclarecer cómo ocurrió la desafortunada confusión con los destinos de vuelo. «En ningún momento se vio comprometida la seguridad de los pasajeros. Los volamos en el vuelo número BA3271 a Düsseldorf después de la parada involuntaria en Edimburgo», explicaron.

Una de las pasajeras fue Sophie Cooke, una joven de 24 años, que viaja cada semana de Londres a Düsseldorf por trabajo. Cuando el piloto hizo el anuncio de que el avión estaba a punto de aterrizar en Edimburgo, todos a su alrededor pensaron que se trataba de una broma. Pero no lo era, y a continuación, el piloto les pidió a los pasajeros que levantaran la mano si de verdad querían ir a Düsseldorf. Todos lo hicieron.

«El piloto nos dijo que no tenía idea de cómo había sucedido. Añadió que nunca le había ocurrido antes y que la tripulación estaba tratando de averiguar qué podían hacer». Finalmente, tras dos horas y media de espera en las pistas del aeropuerto de Edimburgo, tuvieron luz verde para volar a Düsseldorf. «Fue muy frustrante. Los baños estaban bloqueados y se quedaron sin bocadillos. Era una situación muy sofocante», reconoció.

Otro de los viajeros, Son Tran, preguntaba directamente a British Airways en redes sociales si podían explicar cómo podía ser que su vuelo de la mañana , despegando de Londres hacia Düsseldorf, aterrizase en Edimburgo. «Si bien es un concepto interesante, no creo que nadie a bordo se haya apuntado a esta misteriosa lotería de viajes», escribía con un toque de humor.