Hazte socio de radio solidaria

Una mujer de 61 años da a luz al bebé de su hijo gay.

Cecile Eledge se ha convertido en madre y abuela al mismo tiempo el pasado lunes. La mujer, de 61 años de edad y de origen estadounidense, ha dado a luz a Uma, la hija de su hijo, con el objetivo de cumplir el sueño de este de ser padre.

Uma, gestada por la madre de Mattew, es fruto de un óvulo de la hermana de Elliot, el marido de Mattew. Cecile no lo dudó: «Si queréis que sea la gestante, lo haré en un santiamén». Una decisión que vuelve a remover la polémica que rodea a la gestación subrogada.

Aunque al principio la idea no era firme, finalmente la pareja decidió que la madre de Mattew fuera la que donase su vientre. A pesar de que Cecile ya habia superado la menopausia, su buen estado de salud hizo que puedise gestar a la pequeña sin ningún impedimento.

Cecile era conocedora de los riesgos a los que se enfrentaba al someterse a este proceso dada su edad: problemas pulmonares, coágulos de sangre y una mayor probabilidad de que el parto acabase en cesárea. Aun así, la mujer tuvo un embarazo que no distó en absoluto de uno normal, llegando incluso a dar a luz de manera natural.

Aunque es un caso que llama la atención y nada frecuente, lo cierto es que no es el primero en el que una abuela da a luz a su nieto. Entre otros casos similares, destaca el de la griega Anastassia Ontou que se convirtió, con 67 años, en la mujer de más edad que se conoce en gestar para otra persona, también su hija.