Hazte socio de radio solidaria

Una investigación vasca logra un avance contra las infecciones por virus.

Un equipo del centro vasco de investigación biomédica CIC BioGUNE ha descifrado la estructura tridimensional de dos virus que viven en condiciones extremas, en un estudio que supone un "gran avance" para abordar nuevas investigaciones que permitan combatir los procesos infecciosos relacionados con virus que infectan otros organismos, incluidos los humanos.

Los miembros del equipo de CIC BioGUNE, liderados por el investigador Ikerbasque Nicola Abrescia, han trabajado con técnicas de microscopía electrónica sobre dos virus provenientes de las salinas de Samut Sakhon, en Tailandia, y Margherita di Savoia, en Italia, y su estudio ha permitido descifrar la solución que la evolución ha proporcionado para su ensamblaje, según ha informado el centro de investigación vasco.

Los resultados de la investigación, realizada en colaboración con el grupo de Dennis Bamford y Hanna Oksanen en la Universidad de Helsinki (Finlandia), han sido publicados en la revista Nature Communications.

Las estimaciones científicas recientes sugieren que hay más de un trillón de billones de virus en la biosfera, y tan solo un mililitro de agua marina contiene un millón de virus, de los que solo se conoce una pequeña fracción.

“Muchas esperanzas para la mejora de la salud provienen directa o indirectamente de investigaciones con virus, también de algunos percibidos inicialmente de poca importancia biomédica", ha señalado Nicola Abrescia.

El estudio, según este investigador, pretende entender de dónde provienen los virus para poder predecir cómo evolucionan, y la existencia de relaciones entre dos virus diferentes puede proporcionar información fundamental, ya que, por ejemplo, si se correlaciona un virus para el que no hay fármacos que lo curen con uno para el que sí existen, se puede contemplar el uso de estrategias terapéuticas similares.