Hazte socio de radio solidaria

Un rollo de papel de cocina para luchar contra la contaminación lumínica.

Las tortugas y las aves marinas no pueden orientarse sin estrellas. Los insectos se convierten en presas vulnerables de los murciélagos cuando la luz artificial les atrae y atrapa. Además, estos rayos industriales abundantes alteran los ritmos biológicos y dificultan la conciliación del sueño. En definitiva, la contaminación lumínica afecta el planeta, desde el cielo hasta la tierra.

Para luchar contra ello, unos 14.000 usuarios se han unido al proyecto The Star Spotting Experiment ("el experimento de observación de las estrellas") de Urban Eriksson, astrónomo sueco de las universidades de Lund y Kristiandstad, basado en una aplicación digital cuya principal herramienta es un rollo de papel de cocina para contar las estrellas.

El objetivo es recopilar los datos de la población y saber, en función del número de astros visibles, el nivel de polución del cielo en cada parte del mundo. Ahora, esta app llega a España bajo el nombre CuentaEstrellas. David Galadí Enríquez, investigador en el Centro Astronómico Hispano Alemán y coordinador español del proyecto, denuncia un empeoramiento gradual de la invasión industrial que eclipsa las estrellas que los seres vivos necesitan.

“No vamos mejorando. Para concienciar sobre el problema hace falta comunicar y es difícil. La gente no piensa en luz cuando se habla de contaminación. A partir del 27 de septiembre, durante la Noche Europea de los Investigadores, la población española podrá empezar a contar”, informa el astrónomo español.

El objetivo de la asociación andaluza DESQBRE es seguir el ejemplo sueco y reunir a 11.000 ciudadanos antes del final de 2019 para controlar el número de estrellas que siguen brillando. Para formar parte de este grupo hace falta el rollo de papel de cocina, un trozo de hilo, una nuez, una brújula, un transportador, Internet y la noche.

El 55 % de la población mundial vive en entornos urbanos, sumergidos en luces industriales, sin ver suficientes estrellas

Una persona es capaz de ver hasta 4.500 estrellas en la noche más oscura, asegura Eriksson. Debido a las reacciones naturales de la atmósfera, la visibilidad se reduce y solo se pueden ver hasta 3.000. Sin embargo, según los datos recopilados en Suecia hasta ahora, por culpa de la polución lumínica en las ciudades, los usuarios cuentan solo unos cientos.

Al navegar en la aplicación se constata que los ciudadanos que viven en el campo llegan a más de 900, cuando otros, en zonas urbanas muy iluminadas, no pasan los 150. El margen de error del método es pequeño, explica el científico escandinavo. “Es cierto que dependemos del ojo y el rigor de los ciudadanos, pero hemos tenido muy buenos resultados. De hecho, nuestros datos se corresponden con los de la NASA”, precisa.