Hazte socio de radio solidaria

Daniel Valuja nos comparte una reflexión en una noticia de actualidad.

La banca española prosigue con su proceso de ajuste y mantiene su estrategia de cierre de oficinas, pero los expertos creen que, debido al exceso de capacidad instalada que todavía existe en el sector, es necesario seguir con la reducción de la red y, así, adecuarse al resto de países europeos.

Sólo en los tres primeros meses del año, el sector financiero español el cierre de oficinas se ha elevado a unas 350, un proceso que ha encabezado Bankia, que tras integrar BMN, ha reducido su red en 120 sucursales, hasta las 2.282.

Según los datos ofrecidos por las propias entidades al cierre del primer trimestre de 2018, BBVA ha cerrado 90 oficinas, hasta dejar su red en España en 2.929 sucursales; y CaixaBank, 59, hasta 4.815.

Unicaja ha reducido en 16 el número de oficinas; Liberbank, en 19; y Kutxabank, en 19. El Santander, tras la compra del Banco Popular, mantiene una red de 4.481 sucursales en España.

Fuente: En Castilla La Mancha