Hazte socio de radio solidaria

Daniel Valuja nos comparte una reflexión en una noticia de actualidad.

El Real Zaragoza y la Universidad San Jorge están llevando a cabo un proyecto sobre el uso del GPS en entrenamientos y partidos con el fin de investigar el análisis del rendimiento de los futbolistas. Se trata de un acuerdo firmado esta temporada que se encuentra en la fase final de recogida de datos.

La USJ puso en septiembre a disposición del Real Zaragoza 10 GPS que, con el uso de chalecos, se colocan en la espalda del jugador y son capaces de registrar movimientos y acciones del deportista. José Luis Arjol, investigador principal del proyecto y miembro del grupo de investigación de la USJ ValorA, explica que los aspectos que estos aparatos pueden detectar son muy numerosos.

“Pueden medir los metros recorridos por partido, las diferencias de velocidad en cada distancia, las aceleraciones y desaceleraciones, determinar la ubicación del jugador en cada momento del partido y el número de movimientos relativamente bruscos realizados, como pasos, zancadas o giros”, enumera. En definitiva, los GPS permiten obtener un análisis individual, grupal y colectivo de cada movimiento realizado por los deportistas.

La Liga lleva varias temporadas ofreciendo a entrenadores y clubes el servicio de 'Mediacoach', una plataforma de vídeo análisis que combina imágenes reales, gestión de datos y edición de vídeo para proporcionar datos estadísticos. Es decir, graba los partidos, identifica a los jugadores y el balón y es capaz de 'seguir' a los deportistas por el campo para determinar su posición.

Así, obtiene datos que, una vez analizados, permiten crear estadísticas útiles para el cuerpo técnico de los clubes. “Los GPS completan la información proporcionada por Mediacoach”, dice Arjol. “Por ejemplo, el programa usado por La Liga puede determinar el pase fallido de un jugador a otro. Así que, sabiendo en qué instante concreto se ha efectuado ese pase, se pueden buscar los datos ofrecidos por el GPS y analizar si en ese momento el jugador estaba rindiendo a mayor o menor nivel, cómo lo hacían sus compañeros, en qué posición se encontraba, etc.”, explica. Cruzando numerosas variables, es posible obtener resultados basados en datos objetivos.

Fuente: Heraldo