Hazte socio de radio solidaria

Los cambios generalmente encierran detrás de ellos cosas desconocidas y totalmente nuevas para nosotros y los cambios traen también nuevos retos y el enfrentarnos quizás a gigantes que hemos estado evadiendo; los cambios presentan también lugares, personas y situaciones nuevas, un cambio puede sacar lo mejor o lo peor que hay en nuestro corazón.

Y los cambios que Dios permite para nuestra vida y si están dentro de Su voluntad, siempre serán para bien y no para mal, pueden ayudarnos a crecer y a madurar como hijos de Dios. Muchas veces el temor al cambio puede provocarnos una conmoción interior y nos da miedo hacerlo, pero hay una escritura en el libro del Profeta Isaías que nos habla de una manera diferente de enfrentar el cambio; está en Isaías 54:2-3 "Agranda tu tienda de campaña, extiende sin miedo el toldo bajo el cual vives; alarga las cuerdas, clava bien las estacas, porque te vas a extender a derecha e izquierda; tus descendientes conquistarán muchas naciones y poblarán las ciudades ahora desiertas."