Hazte socio de radio solidaria

Los últimos datos revelados por la Organización Mundial de la Salud, muestran que 350 millones de personas sufren o han sufrido depresión, esa insatisfacción y falta de aceptación, una actitud que se tiene ante la vida quizás en forma pasajera o que puede quedarse durante mucho tiempo.

Lo contrario a la depresión es la alegría, un corazón alegre es la actitud que se tiene ante la vida, no porque ésta siempre sea favorable, sino porque el gozo viene del corazón internamente, Dios lo llena a pesar de las circunstancias que pueden rodearnos.

La escritura dice en el libro de Proverbios 17:22 "El corazón alegre, constituye buen remedio, mas el espíritu triste seca los huesos". Y es que no hay nada más agradable y bonito que convivir con una persona que tiene su corazón alegre, porque es una persona que encuentra siempre el punto bueno de las cosas, y siempre tiene motivos para sonreír.

Debemos recordar que múltiples estudios científicos han demostrado que la risa es una de las mejores prácticas que podemos desarrollar para tener menos estrés, la risa también es un relajante muscular, tonifica la piel, mejora la salud pulmonar a través de la oxigenación y respiración que provocamos al reírnos, sin olvidar que la risa es el lenguaje universal, ya que una sonrisa puede brindarse a cualquier persona y la podrá entender aunque se hablen idiomas diferentes.

Podemos tener dos actitudes distintas para enfrentar la vida, un corazón alegre o un espíritu triste, la diferencia entre uno y otro es que el corazón alegre es un BUEN REMEDIO, pero un espíritu triste SECA LOS HUESOS.

La tristeza traerá sequedad no solamente a nuestro interior sino también trae amargura y con la amargura vienen otro tipo de enfermedades precisamente en los huesos, la sequedad de los huesos simboliza bíblicamente la sequedad espiritual, la falta de vida, de gozo, la falta del agua viva que El Señor trae, que nos renueva, refresca y da nuevo aliento.

Cuál es tu actitud? Un corazón alegre o un espíritu triste? Es verdad que algunas veces es difícil mantener una sonrisa durante todo el día, pero debemos tener cuidado que las muchas preocupaciones, el tiempo, el trabajo y los afanes de la vida vayan apagando poco a poco la sonrisa de nuestro rostros y finalmente sin darnos cuenta cada vez nuestra expresión sea más seria y más seca, sin dejar lugar para mostrar una sonrisa a los que tenemos a nuestro lado.

La palabra de Dios nos habla de tener un corazón alegre y hoy vamos recordar lo que eso constituye y por qué es tan importante que una de las actitudes de nuestro corazón sea vivir en la actitud de tener un CORAZÓN ALEGRE.

1. EL CORAZÓN ALEGRE HERMOSEA EL ROSTRO: Proverbios 15:14 dice “El corazón alegre hermosea el rostro”. Según un artículo de diagnóstico médico utilizamos 15 músculos para sonreír, 40 para llorar y 43 para fruncir el ceño… No en vano la palabra de Dios nos dice que el corazón alegre hermosea el rostro, si sonreímos más, nos arrugamos menos.

Muchas veces en la vida no tendremos motivos para sonreír, pero el gozo interno no debe depender de las situaciones externas sino de la confianza en El Señor, los niños son el mejor ejemplo de la sonrisa, un bebé sonríe y no necesitas mucho para hacerle sonreír, no cuestiona en su mente si debe reír o no, es espontáneo… Un corazón alegre trae esperanza con su sonrisa, con la calidez que Dios da a través de una persona positiva, llena de esperanza y fe. Queremos tener un rostro hermoso, primer paso, sonriamos!

2. EL CORAZÓN CONTENTO TIENE UN BANQUETE CONTINUO: Proverbios 15:15 dice "Todos los días del afligido son difíciles; Mas el de corazón contento tiene un banquete continuo." Un banquete continuo, recordemos primero que es un banquete? Un banquete es una celebración especial, es un evento importante y la comida en abundancia. Se colocan todo tipo de comidas y de muchos colores incluyendo varios tipos de entradas y postres.

Los banquetes fueron muy característicos en otras épocas, sobre todo en la antigüedad, eran una demostración de poder y riqueza para compartir con personas importantes y celebrar grandes acontecimientos. Un banquete no es una comida ordinaria, es algo especial, alegre, diferente y abundante.

La escritura dice que el corazón contento tiene un banquete continuo, esto quiere decir que el banquete no se acaba nunca, siempre hay abundancia, hay alegría y la vida se ve de otra forma. Un banquete continuo es prácticamente estar siempre de fiesta, pero significa reír por todo y hacer broma de todo, significa vivir en la abundancia de vida en el Espíritu que Dios nos da, con el corazón aferrado y firme a la roca que es Cristo de quien provienen todas las cosas, es un motivo muy grande para tener un banquete continuo en nuestro interior y que no se acabe nunca.

3. EL CORAZÓN ALEGRE CONFÍA EN DIOS: El Salmo 5:11 dice " Pero alégrense todos los que en ti confían; Den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; En ti se regocijen los que aman tu nombre." Un corazón alegre además de hermosear el rostro y darnos un banquete continuo, también es un corazón que confía en Dios, de allí proviene esa alegría, porque El Señor los defiende dice la escritura, EL Señor está con nosotros, es el creador del universo y si El está con nosotros tenemos motivos suficientes para tener un corazón alegre, porque confiamos en El Señor, porque esperamos en Él y porque vivimos en la seguridad que Él no falla.

Cuál es nuestra actitud ante la vida? Un espíritu triste o un corazón alegre, vivamos en la actitud de tener un corazón alegre, contento, dichoso y feliz porque confía en Dios y de esa fuente viene el gozo que no se acaba nunca aún a pesar de lo que pueda estar pasando a nuestro alrededor.

Recuerda la frase que dice:"No te olvides de sonreír porque el día que no sonríes será un día perdido" Así que pidamos al Señor tener un corazón alegre, no perdamos el día empecemos a sonreír!