Hazte socio de radio solidaria

Dios pone tiempos en nuestra vida en los que podemos pasar por un camino de angustia o un camino angosto, donde no vemos la salida, donde hay peligro alrededor, quizás son caminos cada vez más angostos donde realmente sentimos que nos llega el agua al cuello, pero El Señor no quiere que vivamos en actitud angustiada porque El ha dado varias promesas para que no entremos en ese estado.

EL Salmo 4:1 dice " Cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar; Ten misericordia de mí, y oye mi oración." Dios sabe que pasaremos por la angustia pero la promesa más maravillosa es que en tiempo de caminos angostos El Señor nos hace ensanchar, eso quiere decir que aunque las cosas se pongan feas quienes confían en El Señor no sentirán la impotencia y no vivirán ese camino angosto, porque EL hará ampliará, ensanchará y expandirá nuestro camino para que no sintamos la opresión de vivir en una actitud angustiada.